Zona de estudio:

El espacio en el que inicias a estudiar contribuye a tu concentración. Trata de escoger un lugar tranquilo, sin mucho ruido ni distracciones, intenta siempre estudiar en el mismo lugar así estarás atento y concentrado.

Plan de estudios:

Intenta distribuir tu tiempo de forma estratégica, señala en tu calendario, ten presente las fechas de exámenes y realiza un plan de los días y horas de estudio.

Método de estudio:

Empieza con un clásico método llamado 5 frases

– Hazte una idea global de las ideas principales mediante la lectura rápida.

 

– Realiza una lectura comprensiva y subraya las ideas más importantes

– Reúne los datos más importantes y relevante mediante un resumen o esquema

– Estudio y memorización.

– Encuentra un compañero de estudio que repase junto contigo

 

Uso de la tecnología:

La tecnología puede ser una gran herramienta siempre y cuando le des un buen uso y te alejes de las distracciones.

Método del Pomodoro:

Administra tu tiempo, realiza periodos de trabajo de 25 minutos sin distracciones tomándote un descanso de 5 min entre cada intervalo.

Con estos simples tips mejorarás tu método de estudio.

Share This