NETiqueta, Protocolo Social en Internet

Docente
Mar Castro – PhD – España

Mar es PhD en Comunicación y Máster de Investigación en Comunicación por la Universidad de Vigo, España.

Máster en Protocolo y Relaciones Externas en el ámbito oficial, empresarial, cultural e internacional por la Universidad Camilo José Cela de España. Máster Universitario en Protocolo, Especialista Universitario en Ceremonial y Protocolo, y licenciada en Ciencias Económicas por la UNED, España.

Introductora de la NETiqueta en los contenidos de las charlas TEDx.

Consultora y Formadora. Creadora del blog de comunicación: www.marcastro.es

Formulario de Preinscripción

Llena el siguiente formulario pronto nos estaremos comunicando.

Recuerda tu Información será utilizada únicamente para uso académico. La UniGermana esta regida por las normas internacionales de protección de datos, para mayor información ingresa aquí.

INTRODUCCIÓN:
 Aristóteles defendió la naturaleza social del hombre, sociabilidad que conlleva unas normas de comportamiento que facilitan la convivencia, las interacciones comunicativas que se mantienen entre los miembros que integran las distintas comunidades.
Las relaciones humanas son el componente fundamental de las Tecnologías de la Información y la Comunicación, TIC. El vínculo que se establece entre elementos tecnológicos, sociales y económicos facilita una nueva modalidad, desconocida hasta el momento, de interacción interpersonal y social.
Internet se concibe como un medio global de comunicación, el mejor vehículo de difusión cultural que existe, una herramienta de trabajo multidisciplinar y de generación de contenidos donde lo privado se vuelve público y lo local se transforma en global. Un entorno de información, aprendizaje y formación. Es uno de los mayores fenómenos en la historia de las telecomunicaciones, y avanza imparable hacia mayores cotas de interacción y colaboración, eliminando las fronteras en la comunicación.
Internet posibilita la comunicación en red entre los seres humanos, en mayor medida que en la era de los medios masivos de comunicación, facilitando nuevas formas de organización social y de intercambio de información, promoviendo la integración de zonas y colectivos, favoreciendo la aparición de emprendedores y la creación de nuevos modelos de negocio, potenciando la internacionalización de las empresas y el aumento del empleo.
El usuario de Internet busca y comparte información, utiliza el correo electrónico y la mensajería instantánea, participa en redes sociales, realiza compras en línea, se comunica a través de videoconferencias, escribe en blogs, etc. La inmediatez con la que se transmiten los contenidos y la imposibilidad de controlar su difusión demandan una utilización correcta de las redes sociales con el fin de no causar perjuicios a terceras personas.
Comportamientos prudentes y decisiones meditadas han de caracterizar a la información que se comparta y que afecte a terceras personas, con el fin de proteger su intimidad: publicar contenidos o realizar acciones que respeten la ley y los derechos de otros; compartir información personal previa autorización de los sujetos afectados o realizarlos tras la publicación por parte de los mismos; etiquetar usuarios o enviar invitaciones de correo electrónico a no usuarios con su consentimiento; abstenerse de difundir documentos o información financiera así como noticias balsas, bulos, amenazas o insultos ni divulgar material ajeno.
El derecho al honor, a la intimidad y a la propia imagen está recogido en la mayoría de las legislaciones de los países, con el fin de evitar la suplantación de la identidad de una persona, mediante creación de perfiles falsos o simulación de los mismos, en el acceso a una red social o servicio de email.
WhatsApp, Facebook, Twitter, LinkedIn, Instagram, y otras redes sociales, han pasado a formar parte indiscutible de las relaciones interpersonales. No es posible imaginar que se pueda estar al día de las últimas novedades, estados, comentarios, etc., sin recurrir a estas herramientas digitales que nos mantienen en contacto permanente 24 horas al día, 7 días a la semana, 365 días al año. Las redes sociales facilitan la circulación de las palabras y el acceso de todos los usuarios a las mismas.
Vivimos en una sociedad hiperconectada. Nunca antes, hasta la generalización de las tecnologías de la comunicación y la información se había estado tan expuesto a los comentarios, las críticas o las aprobaciones de los demás ni a la necesidad de transmitir la percepción de que todo es bonito, todo está bien. Internet se caracteriza por poseer sus propias normas, reglas y lenguajes, más informales y desenfadados que la comunicación tradicional.
La etiqueta en la Red adapta los buenos usos de la comunicación tradicional al nuevo entorno de Internet, especificando reglas concretas de actuación para la interacción y la participación en los ámbitos donde éstos se desarrollen, generalmente a partir de adaptaciones de la RFC 1855. Cada red o comunidad determina las recomendaciones positivas para la convivencia, alejadas de tradicionales normas severas y estrictas, que mejor se adapten a su caso particular. Evitar el abuso de la tecnología, la intromisión en la vida laboral o personal de los demás y gestionar la información de una manera accesible, estandarizada y eficiente, garantizan un uso eficaz y apropiado de la Red.
Los principios generales a tener en cuenta a la hora de interactuar en Internet son: recordar que el medio es digital pero que los receptores son seres humanos; ser conscientes de la audiencia, lo que permite adaptarse a todos los interlocutores; evitar el lenguaje grosero y soez y las expresiones agresivas, con moderación en el uso de la ironía; practicar la claridad y concisión al escribir, como garantes de la lectura; respetar normas de ortografía, léxico y sintaxis; responder a textos originales con la inclusión de los párrafos necesarios para seguir el tema; medir las críticas que se publican; participar en debates que incumban; escribir en formato mensaje corto en aquellas situaciones o formatos que así lo demanden; citar las fuentes y dar a conocer el fundamento y origen de los argumentos; no difundir contenidos ofensivos o engañosos; respetar todas las opiniones; utilización positiva de las etiquetas; no exigir aceptaciones de solicitudes, respuestas, comentarios, etc.; no responder a la provocación; resolver los problemas de forma privada y respetar el perfil de uno mismo.
Cada persona es responsable de las palabras que pronuncia y escribe.
“La cortesía es la mayor muestra de cultura” (Baltasar Gracián)

TEMARIO:
CORTESÍA EN LA RED
  • Marca Personal e Identidad digital
  • Lectura en pantalla
  • Escritura en la Red
  • Neologismos
  • Mayúsculas sostenidas
  • Emoticones & Emojis
  • Bullying ortográfico
  • Lenguaje inclusivo, herramienta de poder
  • Smartphones
  • Selfis
  • ¿Eres un spammer?
  • Manifiesto de Comunicación Digital no Hostil
CORTESIA EN LOS SISTEMAS DE COMUNICACIÓN ESCRITOS EN DIFERIDO Y TIEMPO REAL.
  • Correo electrónico
  • Los adjuntos en el email
  • Confirmación de recepción de ficheros
  • Decálogo de NETiqueta en el email
  • Mensajería instantánea
  • El lenguaje Messenger
  • Esclavos de WhatsApp
  • Grupos de WhatsApp
  • Decálogo de NETiqueta en WhatsApp
CORTESIA EN LAS REDES SOCIALES
  • Redes sociales
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Instagram
  • YouTube
  • ¿A qué te comprometen tus “me gusta”?
  • Decálogo de NETiqueta
  • Decálogo de errores comunes en redes sociales

BIBLIOGRAFÍA Y WEBGRAFIA


Estructura del Programa
  • Cada programa constará de 3 grandes módulos.
  • Cada módulo de entre 15 – 25 páginas de contenido académico para su lectura.
  • Cada módulo dispondrá de 3 videos de 3 minutos cada uno, grabados por el docente.
  • Al final de cada módulo, se deberá tomar un test de autoevaluación de entre 5 y 10 preguntas.
Share This